Goodyear te enseña tips claves para un manejo seguro en lluvia

Sin duda, conducir un camión bajo lluvia es una condición que multiplica los riesgos de accidentes.

Publicado:

Sin duda, conducir un camión bajo lluvia es una condición que multiplica los riesgos de accidentes. Es por esto que todos los cursos de formación de conductores recomiendan, además de la precaución, algunas actitudes importantes para evitar riesgos y tener un viaje tranquilo y seguro. A continuación, Goodyear te entrega los principales tips para enfrentar esta situación:

- Preocúpate de mantener una mayor distancia del vehículo que va por delante

- Reduce la velocidad, ya que conducir por debajo del límite de velocidad de la carretera permite tener más tiempo para tomar una decisión y reduce la distancia de frenado 

- Si el camión está vacío o si el tracto es un 6×2, no eleve el eje tándem. Conducir con todos los ejes rebajados fomenta una mayor resistencia a la fricción lateral y menos posibilidades de que se vea involucrado en una situación de "efecto-navaja"

- Lo mismo se aplica cuando se tira un remolque de tres ejes, cuando sólo uno de ellos está en contacto con el suelo y los otros dos elevados, un eje más debe bajarse para aumentar la fricción lateral y evitar el efecto de "latigazo " del semirremolque, porque en una doble composición, hay dos peligros: el “efecto-navaja” y el efecto latigazo. Esos son dos comportamientos dinámicos vulnerables de una composición tracto y remolque. Lamentablemente pocos conductores son conscientes de estos riesgos, lo que aumenta la ocurrencia de este tipo de accidentes, especialmente en días lluviosos. 

- No conduzca de la misma manera en clima seco y húmedo. Ten en cuenta que todo cambia. En los días de lluvia se debe duplicar el cuidado, ya que los riesgos de accidente aumentan enormemente;

- Asegúrese de que las llantas han sido calibradas correctamente. Sin exceso ni falta de presión. Suele parecer repetitivo, pero el estado de calibración de las llantas es muy importante, y más aún en los días de lluvia y pavimentos lisos. Las llantas deben calibrarse además de cumplir con la legislación, con el nivel de desgaste correcto, con las ranuras con profundidades de no menos de 1,6 mm, aunque Goodyear recomienda un mínimo de 3 mm. Cuando se viaja con llantas desgastadas bajo la lluvia, estas no logran drenar el agua y se pierde el agarre, aumentando el riesgo de aquaplaning, lo que puede provocar accidentes.

- Asegúrese de que los focos de su camión funcionan correctamente y están bien alineados, evitando cegar a los conductores que vienen en la dirección opuesta. 

- Evite maniobras bruscas y evasivas: realice siempre movimientos suaves en el volante. Bajo la lluvia, el riesgo de derrape aumenta enormemente, por lo que es muy importante mantenerse alerta en todo momento para evitar sorpresas y sustos.

Si necesitas asesoría para ver si necesitas cambiar las llantas de tu camión, Goodyear te invita a visitar su red de puntos de venta a lo largo de todo el país, donde encontrarás toda la asesoría necesaria y la llanta ideal para tu camión.