GOODYEAR TE DA 10 CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TU CAMIÓN

Para ayudar a los conductores de camiones a tener una conducción más segura y económica, Goodyear preparó una lista con los diez principales cuidados que deben tener los choferes, independientemente del tamaño y el peso de la carga que transporten.

Publicado:

Para ayudar a los conductores de camiones a tener una conducción más segura y económica, Goodyear preparó una lista con los diez principales cuidados que deben tener los choferes, independientemente del tamaño y el peso de la carga que transporten. 

  1. Calibrar llantas

Uno de los consejos más fáciles de aplicar es la calibración de las llantas. Esto permite garantizar una mayor durabilidad de las llantas, así como un menor consumo de combustible y una disminución de las emisiones contaminantes. Además, con llantas bien calibradas los camiones son capaces de soportar más impactos por baches u otras ocurrencias de superficies desiguales. 

  1. Rotar llantas

La rotación de las llantas delanteras y traseras también ayuda a extender la vida útil de estos. Para saber cuándo y cómo realizar la rotación correctamente, los expertos de Goodyear sugieren consultar el manual del fabricante de tu vehículo.

  1. Respetar el límite de carga

Transportar cargas que superen los límites máximos de carga, tanto en peso como en volumen, así como su correcta distribución entre los ejes del vehículo, es un elemento que debe respetarse, y que interfiere directamente en el mantenimiento del vehículo. Las llantas y la suspensión se pueden mencionar como artículos que sufren un desgaste más pesado al llevar cargas con exceso de peso, o incluso mal posicionadas entre los ejes del vehículo.

  1. Verificar el aceite del motor

El manual del fabricante es muy útil para conocer el kilometraje correcto para realizar los cambios de aceite. Estos mantienen una correcta lubricación del motor, evitando que las piezas móviles se rocen entre sí sin protección, lo que puede causar graves daños a los componentes del motor. 

A esto se suman los filtros, otro componente al que se debe estar atento y que debe cambiarse periódicamente, ya que retienen las impurezas sueltas en el motor. 

  1. Adoptar buenas prácticas de conducción

 Al igual que en los automóviles, en los camiones la conducción defensiva y preventiva también debe ser la forma preferida, ya que esta permite prevenir accidentes mayores. Además de ser buenas prácticas fáciles de aplicar. Los expertos de Goodyear recomiendan evitar el frenado repentino o retardado, acelerar de manera progresiva, realizar los cambios de marcha utilizando el rango óptimo de par del motor del vehículo y evitar viajar con engranajes desconectados (en punto muerto), ya que esta última práctica perjudica la lubricación interna del sistema de marchas, reduciendo su vida útil.

  1. Usar combustible de buena calidad

El uso de combustibles de buena calidad es importante para el mantenimiento del vehículo, ya que, entre otros beneficios, permite reducir los costes de mantenimiento correctivo.

  1. Revisar el líquido refrigerante

Este líquido se utiliza para mantener el motor a la temperatura óptima de trabajo. Por lo que una revisión periódica del nivel del líquido refrigerante es muy recomendable.

  1. Desguace

En caso de optar por repuestos de origen de desguace, se sugiere acudir a empresas establecidas que cumplan con la normativa actual, que emita factura y compruebe el origen legal de la parte o repuesto. 

      9. Cuidado con los frenos

Uno de los componentes más importantes del camión es el sistema de frenado. Debido al peso de la carga transportada, un correcto mantenimiento es fundamental y, sobre todo, el hacer un uso correcto de los sistemas de frenado combinados del vehículo de carga (freno motor + freno de servicio). Es por esto que Goodyear recomienda realizar inspecciones periódicas en talleres de marca.

  1. Alineación de luces.

Otro elemento fundamental para una conducción segura tiene que ver con el estado y la alineación de las luces. Goodyear sugiere comprobar periódicamente que tanto las luces traseras como delanteras estén limpias y funcionen correctamente, además de hacer la correspondiente alineación de los focos. Los que se pueden ver afectados por los baches y las ondulaciones del camino, perjudicando de esta manera la visibilidad nocturna de los conductores.