10 consejos para reducir el desgaste de tus llantas

Cuando salimos a la carretera, nos preocupamos por el clima, el tráfico, la carga, y los tiempos de descansos. El tiempo pasa y, a veces, podemos olvidarnos de las llantas.

Publicado:

Cuando salimos a la carretera, nos preocupamos por el clima, el tráfico, la carga, y los tiempos de descansos. El tiempo pasa y, a veces, podemos olvidarnos de las llantas. Por lo que hemos reunido algunos consejos para evitar un fuerte desgaste de las llantas. ¡Échales un vistazo!

1. Calibrar las llantas correctamente. 

 

No hay muchos secretos en calibrar las llantas, pero tenemos buenos consejos que se pueden aplicar para hacerlo más eficientemente. Manténgalos siempre calibradas según el peso de la carga trasportada y la orientación contenida en el manual del vehículo. Siempre calibrar con las llantas frías es muy importante, ya que, cuando se viaja con el vehículo, el aire dentro de las llantas se calienta debido a la fricción con el suelo, lo que cambia su densidad y, en consecuencia, la presión interna de la llanta.

2. Rotar las llantas.

 

Recomendamos que acuda a un taller o concesionario para que lo haga un profesional. No obstante, la tarea es bastante sencilla para hacerla por su cuenta. No necesitará ninguna herramienta especial, solo algo de espacio y unas cuantas horas.  

3. Alinear y balancear las llantas periódicamente.

 

El mantenimiento, la alineación y el balanceo de las llantas comúnmente descuidados contribuyen a aumentar la vida útil tanto de las llantas como de todo el conjunto de suspensión del vehículo. Si notas que el volante se inclina hacia un lado, la mayoría de las veces es un problema de alineación. Por otro lado, si el volante vibra, especialmente a velocidades más altas, es probable que se produzca un problema de balanceo. Al mantener estas actividades de mantenimiento al día, además de ahorrar dinero, la conducción es más segura y placentera.

4. Practicar la conducción defensiva.

 

Este consejo se aplica a la conservación de llantas, pero también sirve para el cuidado del camión en general. Las llantas están diseñadas para transportar miles de kilos y cubrir miles de kilómetros. Pero eso no es razón para abusar de su capacidad. Cuanto más segura sea la dirección, teniendo en cuenta el frenado suave, los adelantamientos seguros y las aceleraciones graduales, más larga será la vida útil. 

5. Compruebe el vencimiento de la llanta.

 

Sí. En el caso de que no lo supieras, las llantas tienen fechas de caducidad. Se pueden verificar de acuerdo con el DOT (Departament of Transportation). Las llantas caducan después de cinco años contados a partir de su fecha de fabricación, que se puede verificar en el DOT (código que se encuentra en la pared lateral del neumático). Recuerde que, incluso una llanta nunca utilizada que se almacenan en el garaje, no se deben usar después del vencimiento.

6. Desgaste de las llantas de la pista.

 

Las llantas desgastadas son siempre un dilema. ¿Qué tan desgastada debe estar una llanta para que se considere desgastada? Cada país tiene su limitación legal en relación con el espesor de la capa de caucho externa. Pero un buen consejo es revisar el TWI. Alrededor del neumático, hay protuberancias en la marca de goma con un triángulo o con el acrónimo TWI que se pueden usar en la comprobación. Y cuando la capa de caucho exterior de la llanta está cerca de alcanzar esas marcas, es una señal de que es hora de cambiarlo. 

 

7. Elegir el tipo adecuado para tu carretera.

 

Una de las principales causas del desgaste irregular de las llantas es el uso inapropiado con el tipo de operación a realizar. Al elegir una llanta, se toma una decisión basada en la jornada laboral y las rutas que cubrirá el camión. Ya sea que se trate de tierra dura, barro, piedra o asfalto, una serviteca especializada en llantas puede proporcionar orientación para elegir la mejor opción para la aplicación y, por lo tanto, hacer que su llanta dure mucho más.

 

8. Utilizar llantas del mismo tipo.

 

El uso de llantas del mismo tipo en un vehículo ofrece un mayor control de su desgaste y ofrece un rendimiento superior al uso de llantas de diferentes marcas y/o modelos. Busque conjuntos con tamaños, proporciones y características iguales y con las cualidades necesarias para su camión.

9. Limpiarlos.

 

Limpiar los neumáticos puede parecer extraño, pero es una buena manera de mantener su calidad y evitar imprevistos. Objetos como ramas, piedras, fragmentos de vidrio y otros pueden estar presos en las ranuras del neumático, o incluso entre ellos, cuando se encuentran en ensamblajes de neumáticos duales. Para la limpieza, usar solo agua y un paño. Cuidado con los productos de limpieza que pueden degradar el caucho, ya que esto dará como resultado el efecto contrario de lo deseado.

 

10. Tratar bien tus llantas.

Evitar las carreteras con muchos baches o estacionarse en lugares muy empinados. Todos los tipos de cuidado de las llantas son válidos. Incluso el momento de la compra ya interfiere con su caducidad. Visite nuestro sitio web y encuentre el modelo de llanta adecuado para su camión en la tienda más cercana.